domingo, 8 de mayo de 2016

Una visión general del trastorno reactivo del apego para profesores. (center4familydevelop)



Si un padre le ha dado esto para leer, le está Usted enseñando a un niño con trastorno de apego reactivo. La familia de este niño aparentemente ha decidido compartir esta información con usted. Compartir es un gran paso para esta familia y uno tiene que tratar con cuidado y con el respeto que se merece.

El Trastorno reactivo de la vinculación (RAD) es más común en los niños adoptados y de crianza, pero se puede encontrar en muchas otras familias "normales" llamados así debido al divorcio, enfermedad o separaciones. 

El Trastorno reactivo de la vinculación (RAD) se desarrolla cuando un niño no es adecuadamente atendido en los primeros meses y años de vida. Se cauas por malos tratos crónica a edad temprana, tales como negligencia, abuso, o cuidado institucional. El niño, dejó de llorar en el hambre, el dolor o la necesidad de caricias, se hace consciente de que los adultos no ayudarán. El niño cuyos padres están más interesados en conseguir su próxima dosis de drogas de lo que son en la crianza del niño en desarrollo se hace consciente de que las necesidades del niño no son una prioridad para los cuidadores. Los niños nacidos  padres adictos a las drogas o alcohol aprenden incluso en el útero materno que de que las cosas no van bien y el entorno es  seguro para ellos. En los casos graves, en los que el niño fue víctima de abusos o violencia, el niño aprende los adultos son hirientes y no se puede confiar en ellos. El niño con RAD desarrollará un enfoque o "modelos de trabajo" del mundo diseñados para mantener su  seguridad . El niño puede tratar de controlar el mundo, que experimenta como un entorno peligroso, si no está bajo su completo control. Sin el trato adecuado, un niño con RAD no adquirirá la vinculación a a otros seres humanos que les permiten confiar, aceptar la disciplina, desarrollar el pensamiento de causa y efecto, el autocontrol y la responsabilidad.

Los niños con RAD a menudo involucrados desembocan en el sistema de justicia juvenil, a medida que se hacen mayores. No sienten ningún remordimiento, no tienen conciencia ni  ninguna relación entre sus acciones y lo que ocurre como resultado porque nunca se conectan o confian en otro ser humano a lo largo de toda su vida.

Lo que se puede encontrarse como un maestro es un niño que, en un principio, puede ser sorprendentemente encantador para usted, incluso tratando de llevarle de la mano, abrazarlo en su regazo, sonriendo mucho, de tal modo que  esté encantado de lo bien que le va. 

 En el inicio de su contacto con el niño que ha sido informado de los grados anteriores como "imposible" usted se preguntará lo que esos maestros anteriores hicieron para provocar los comportamientos que no tiene (aún), pero visto que se reflejan en los informes previos de grado. 

Pocos meses después de lo que pensaban que era una relación de trabajo del niño es repente abiertamente desafiante, mal humor, enojado y difícil de manejar; no hay manera de predecir qué va a pasar desde el primer día y el siguiente; el niño come como si no ha sido debidamente alimentado y se sospecha incluso que roba aperitivos de otros niños o artículos para el almuerzo; el niño no parece ser capaz de hacer o mantener a los amigos; el niño parece capaz de jugar uno-a-uno para períodos cortos, pero en realidad no puede funcionar bien en grupos; el niño es a menudo un matón en el patio. Aunque los niños con RAD a menudo tienen una inteligencia superior a la media no obtienen buenos resultados en la escuela debido a la falta de resolución de problemas y habilidades de pensamiento analítico; que a menudo aún no han aprendido el pensamiento de causa-efecto. Además, después de haber experimentado a una edad temprana que nada de lo que ellos hagan importa , ellos no intentan ni "tratan" de hacer un esfuerzo; ¿para que intentarlo, cuando lo que haces  nunca produce  ningún efecto?

Un niño con RAD puede subir a su regazo y hacerse pasar por necesitado de afecto. Los niños con RAD pueden hablar en voz alta en las aulas, y no contribuyen de manera equitativa para el trabajo en grupo ; por el contrario tienden a discutir  para  dominar y controlar el grupo. Su capacidad de organización es limitada y reaccionan mal al control o vigilancia. Con frecuencia hay una capacidad de hipervigilancia en ellos que se percibe inicialmente como una ausencia de sentido del espacio personal ajeno, y gran capacidad de "fisgoneo" en general. Quieren saber todo sobre los asuntos de los demás, pero nunca le dirá nada acerca de los suyos. No hay conciencia o remordimiento, incluso si alguien resulta  herido. Pueden expresar una improvisada o incluso aparentemente sincero "lo siento", pero probablemente hará lo mismo otra vez mañana. No les motiva el orgullo propio o de sus padres, y los sistemas de recompensa normal o de castigo,  simplemente no funcionan.

Pueden omitir partes de las tareas, incluso al escribir sus nombres sólo para mantener el control de la asignación, no usted. Esto se deriva de un sentimiento profundo que los adultos no son de fiar, así que la mejor estrategia cuando no confía en alguien, es la de no hacer lo que esa persona le pide que haga. Cuando se le asigna un asiento pueden optar por una vía indirecta, auto-seleccionada para alcanzar el asiento. Cuando se le dé un cierto número de cosas para repetir o hacer, a menudo hacen más o menos de lo indicado. Destruyen juguetes, prendas de vestir, ropa de cama, almohadas y recuerdos de familia. Pueden culpar a los padres, hermanos u otros por falta o tareas incompletas, las prendas de vestir que falta, haber perdido bolsas de comida, etc. Pueden destruir bolsas de la escuela, suministros, robar comida, hurtar dulces, romper cremalleras en abrigos, rasgar ropa, y comer de modo anormal para provocar el asco de los que les rodean (masticar con la boca abierta, la comida untado sobre el rostro).

Pueden infligirse autolesiones, escarbar en las heridas hasta que sangran, buscar atención por lesiones inexistentes / minúsculas, y sin embargo, evitar a los adultos cuando tienen lesiones reales o dolor genuino. Estos niños no han aprendido a buscar y aceptar la comodidad y el cuidado de los cuidadores debido a que sus primeras experiencias les han enseñado que los adultos no se preocupan de ellos. Los niños con RAD pueden tener múltiples caídas y accidentes y con frecuencia se quejan de lo que otros niños han hecho a ellos ( "él empezó!", "Suzy me dio una patada en primer lugar"). Los niños con RAD puede continuar con mucho dolor físico significativo de las lesiones reales y pueden minimizar la lesión hasta que se detecta.Es posible que no se suene la nariz, o se tape la boca para estornudar, y por el contrario que exagere una tos o una enfermedad leve. A menudo no han tenido experiencias de ser enseñado de una manera sensible cariñosa cómo lavar, bañarse, cepillarse los dientes, y participar en otras actividades de autocuidado.

Mantienen  una constante batalla por el control de su entorno y buscan que el control en lo que puedan, incluso en situaciones totalmente sin sentido. Si ellos tienen el control se sienten seguros. Si son amados y protegidos por un adulto que están convencidos de que van a ser heridos porque nunca aprendieron a confiar en los adultos, el buen juicio de los adultos o los sentimientos normales de aceptación, seguridad y calidez. Sus patrones de voz son a menudo inusuales y pueden ser no respetuosos con los turnos, hacer preguntas sin respuesta o respuesta evidente, hablar constantemente, hablar sin sentido, murmullo monótono, ( "¿Se me una bebida hoy cualquier momento?"). Tienen un ritmo - el suyo. No servirá que les repita muchas "Date prisa, todo el mundo prisa está esperando por tí." Ellos necesitan estar en control y que usted se lo reconozca. Si necesita que el termine el almuerzo para que todos puedan ir a la zona de juegos, o que se vista y se ponga en fila, el niño puede tirar los papeles, dejar caer la ropa, no encontrar los guantes, pasear por la habitación - nada más que para retardar el proceso y controlarlo más. Cinco minutos más tarde, el niño puede estar besandole la mano o golpeandole en la mejilla sin ningún sentido para usted de haber causado el caos que resulta de sus acciones. Una vez más, señalar que todos estos comportamientos no son intencionales. Los comportamientos son el resultado de haber experimentado un significativo maltrato crónica temprana. Estas primeras experiencias han creado un modelo de trabajo interno del mundo y relación que son similares a las experiencias tempranas y que se proyecta sobre las relaciones actuales.

Usted puede comenzar entendiendo lo que los padres de este niño deben enfrentar a diario. Los padres estan a menudo en tensión,  involucrados en batallas de control sobre  su función de padres cada minuto que están con el niño, adoptaron al niño pensando que el amor curaría todo lo que le había sucedido antes de la adopción. Solo recientemente han aprendido que la crianza normal no funcionará con este niño; y que gran parte de lo que han tratado de hacer durante años simplemente alimenta en la disfunción del niño. Ellos, a menudo, sienten miedo, tristeza, estrés y en soledad. Muchos sienten a menudo culpa inmerecida por su percepción de "fracaso" con este niño. Las madres a menudo sienten abrumadas por el peso de las acciones del niño.

Se necesita una enorme cantidad de trabajo y la terapia para conseguir que estos niños puedan experimentar sentimientos reales y aprender a confiar. Los padres que se han embarcado en este viaje de sanación para su hijo necesita apoyo y la consistencia de otros adultos que interactúan con el niño.

¿Qué se puede hacer como un maestro? Llamar a los padres. Hablar con ellos acerca de este tema. Llamar y hablar de lo que se ve en el aula y preguntar si tienen cualquier otra estrategia para la gestión de las cosas. Los padres que están bajo asesoramiento y la terapia con este niño eventualmente podran abrirse con usted y así usted podrá hacer todo lo que será capaz de ayudar al niño a recuperar la salud o al menos no contribuir a la disfunción.

Los padres le dirán si el tiempo ha sido escaso en alguna ocasión particular debido a la terapia en curso, o lo que sea; no se sienta excluido. Ellos hablarán con usted cuando tengan tiempo y el tiempo es una de las cosas que los padres primero pierden, en la medida que trabajan desesperadamente para salvar el futuro de su hijo. Las técnicas de terapia y la crianza de los hijos en casa son agotadores y grandes consumidores de tiempo. Trate de respetar si parece que no se están centrando en el objetivo de su clase o de las tareas.  No confíe en la comunicación en la mochila o esperar que las cosas enviados en un "sobre la comunicación" llegue completa a la casa . Use el teléfono, correo electrónico o mensajería. - que, de verdad, funciona.

No se sienta en la necesidad de pedir disculpas si ha creído al niño y culpó a los padres. Si le han dado a esta información es porque  ya confían en usted y no le culpan de no tener la información que necesitaba - es probable que sólo hace poco que lo consiguieron ellos mismos. Deje perfectamente claro en sus interacciones con el niño que va a tomar el cuidado del niño y la clase o actividad. Recuerde al niño, sin implicación emocional  pero con firmeza, que usted es el maestro, que hace las reglas. Incluso puede sonreír cuando habla si es capaz de " sonreír todo el camino hasta los ojos" (sonreir con todo el rostro), tan sólo recuerde llevar al niño a reconocer verbalmente su posición. Hagalo todos los días durante un tiempo, y luego use recordatorios periódicos. Insista en el uso de títulos o prefijos (señorita Jane, Profesora Sarah, la Sra Philips), que determinan la posición y rango. Estructure las opciones de forma  que pueda mantener el control ( "¿Quieres ponerte tu abrigo o llevarlo al parque?" "puedes completar ese trabajo sentado o de pie", "pueden completar esa tarea durante este período o durante el recreo") . Recuerde que el niño está pendiente de detectar la la ira y la frustración en su voz. Trate de "sonreír todo el camino a los ojos" si es posible, de lo contrario simplemente permanecer lo más neutral posible. Estructura y control sin amenazas.

USTED NO ES EL CUIDADOR PRINCIPAL de este niño. Usted no puede criar este niño. Usted es el maestro del niño, ni el terapeuta, ni el padres. Los maestros  quedan atrás cada año, es normal. Estos niños necesitan aprender esa lección.

Establezca  contacto visual con el niño. Sea firme, ser coherente, y sea específico.

Trate de recordar, reconozca todas y cada una de las buenas decisiones y el buen comportamiento

CONSECUENCIE las malas decisiones y el comportamiento malo. Las malas decisiones y elecciones como las tareas incompletas, elección de ropa inadacuada para el clima, también necesitan ser reconocidos ( "Veo que hiciste el trabajo no está completo de este período de actividad. Es posible terminarlo en el recreo mientras que los otros niños que eligieron terminarlo pueden salir a jugar ") Nunca mostrarse enojado o rencoroso -. son sólo los hechos. Recuerde que tienen dificultades con al establecer relacionses de causa y  tienen que ser enseñados. Los sistemas de recompensa normales como golosinas y pegatinas simplemente no funcionan con estos niños. Las técnicas de modificación de conducta estándar no funcionan con este niño.

Las consecuencias son una buena técnica de enseñanza - hay una consecuencia asociada a cada buen comportamiento, cada mal comportamiento - Enseñeles cuales son esas consecuencias - no van a pensar o reconocerlas sin su dirección.

Ser consistente, sea específico. El niño con RAD puede ser "bueno" durante uno o dos días o incluso semanas y luego desintegrarse. Esto es normal. No sirven cumplidos generales como "eres un buen chico!" o "tu sabes mejor." Sea específico y constante - Enfrentan entre mala conducta y cada  buen comportamiento con un lenguaje directo "Has garabateado en el escritorio - lo limpias". "Le has pegado a Timmy, se sienta aquí a mi lado hasta que yo decida que puedes jugar de nuevo sin golpear. "" Has hecho bien en el patio hoy, bien por ti! "" Has completado esa tarea, que es una buena elección! "Sea positivo cuando pueda.

Las CONSECUENCIAS NATURALES son importantes. No permita que este niño controle su comportamiento con la amenaza de una rabieta (dejarlo entrar, salir en el pasillo o en otra habitación - "Puedes tener tu rabieta aquí si asi lo quieres"), "Veo que ha mojado la alfombra, aquí es un trapo y un balde para limpiarlo ", o entretenerse sin hacer su propias cosas cuando retrasa la 'salida de clase para una actividad planificada (" veo que no has conseguido estar listo para irnos, puedes esperar en la oficina del supervisor hasta que volvamos ").

Los tiempos - fuera no funcionan para estos niños - ellos  quieren aislarse de los demás. Llevar al niño cerca de la actividad  de la que ha tenido que ser retirado y de pie con o sentado en una silla junto a usted. Se llama un "tiempo-IN." Tomese el tiempo de hablar en voz baja de lo divertido que los otros niños se lo están pasando y lo triste es que él no pueda participar ahora mismo. No eleve la voz, actué sin ira. No lo pierda sus nervios si puede evitarlo, recuerde que  le está manipulando precisamente para conseguirlo. Si usted va a perder su autocontrol, busque la ayuda de otro adulto hasta que esté de nuevo en control de sí mismo.

Sea Receptivo, en sintonía, interactué EMOCIONALMENTE con este niño. Es muy importante que este chico experiencia una consideración positiva y que es bueno, incluso su comportamiento no sea aceptable. Esto ayuda a que el niño deje de sentir  vergüenza abrumadora para experimentar tan sólo culpabilidad.

Apoye a los padres. El niño que está perdiendo el control en el hogar y en el aula, porque todo el mundo está contra el se pondrá mucho peor antes de que se recupere. Escuche adecuadamente. Absolutamente redirija al niño a los padres para las opciones, abrazos, la toma de decisiones y el intercambio de información que usted cree que pueda no ser verdad o se tiene por objeto impresionar o manipular. Haga un seguimiento frecuente con los padres.

Mantenga la calma y en control de sí mismo. No importa lo que haga el niño hoy. Si el niño se las arregla para molestar a usted, el niño está en control, no usted. Retirese a sí mismo de la situación hasta que sea capaz de hacer frente. El niño puede presionar sus "teclas"Pero recuerde, estas son "sus" teclas, y es su trabajo como un profesional para desconectar dichas teclas para que presionarlas no produzca  ningún efecto negativo.

Si su clase está fuera de control a causa de este niño, busque ayuda. Muchos orientadores, consejeros escolares y directores no han tenido una exposición al diagnóstico RAD o cómo manejar la situación en las escuelas. Hay muchos recursos disponibles. No se rinda. Estos niños son ingeniosos, manipuladores y muy necesitado de todo lo que pueda ofrecer para ayudarles a recuperar la salud. Recuede al niño que va a hablar con sus padres con regularidad. Informe a la casa del niño tan a menudo como sea posible sin sentirse agobiados por el esfuerzo. Espere que las  notas van a  ser destruidos. Use el teléfono. Si usted no recibe una respuesta a la comunicación escrita y los padres parecen estar fuera de contacto con la información general, no les culpe. Lo más probable es que nunca recibieron el mensaje, nunca lo recibieron integro, y no tienen idea de lo que está pasando, porque eso es lo que al niño le gusta. Tomar el control de los padres. Intente la comunicación directa siempre que sea posible.

Este niño puede y va a ser ayudado a recuperar la salud y usted puede ser una parte de ese proceso con las herramientas adecuadas. Mantengase  en contacto con la familia. Recuerde que lo que se ve en la escuela es sólo la punta del iceberg - la vida familiar es terriblemente amenazadora para estos niños y lo que los padres tienen que ocuparse de todos los días es casi inimaginable para otros adultos no informados. Culpar a la familia o no comunicar con ellos se suma a la disfunción y la pone al niño en mayor riesgo de nunca sanarse. Este niño está aprendiendo en la terapia de ser respetuoso, responsable y a ser una persona con la que divertirse. Llevará tiempo, va a ser un esfuerzo, si al final tiene éxito será porque los adultos en su vida fueron consistentes y el niño decidieron trabajar en la terapia. Su contribución como su maestro no puede ser subestimado ni infravalorado - sus padres estarán agradecidos por el apoyo y el terapeuta tendrá un menor número de inconsistencias para arreglar mientras ayuda al niño a sanar.

LIBROS Y RECURSOS

Creating Capacity for Attachment, Edited by Arthur Becker-Weidman & Deborah Shell, Wood ‘N’ Barnes, Oklahoma City, OK, 2005.
Attachment Facilitating Parenting video/DVD.  Center for Family Development, Arthur Becker-Weidman, Ph.D., 5820 Main St., #406, Williamsville, NY 14221
Building the Bonds of Attachment, 2nd.  Edition, Daniel Hughes, Jason Aaronson, NY, 2006.



Fuente: http://www.center4familydevelop.com/helpteachrad.htm
Autor: Arthur Becker-Weidman
http://www.center4familydevelop.com/cvart.pdf