lunes, 25 de abril de 2016

Un cuento para reparar vínculos o prevenir ofensas.



El trastorno de apego genera problemas en la relación del niño con sus figuras de apego.

Normalmente, estos problemas se pondrán más de manifiesto con las figuras que puedan inspirar temor o inseguridad en el niño respecto de su relación de apego, y en la mayor parte de los casos, será con sus padres, familliares o adultos. 

Pero, a veces, estos niños también pueden "estropear" sus relaciones con sus compañeros. Y no es raro, pues normalmente tienen escasas habilidades sociales, baja tolerancia a la frustración, que pueden desembocar en actos violentamente desproporcionados. 

Tras uno de estos acontecimientos con uno de amigos más cercanos a mi hijo (ya de por sí escasos), se me ocurrió que podría ser de utilidad escribir un cuento que ayudara a los niños "ofendidos" por la conducta inadecuada a entender el trastorno, y a generar una actitud y un modo de actuar que pudiera reducir los problemas, en vez de aumentarlos. Es decir, a integrar la conducta del trastorno dentro de la "normalidad", y a prevenir los conflictos con los compañeros más cercanos, que serán, probablemente, aquellos con los que tenga más apego. O a reparar el vínculo dañado por la conducta inadecuada. 

Con tal intención escribí este cuento.

Espero, de todo corazón, que os sirva.

Si que agradecería que, si a alguién le sirvió, me lo haga saber.

Me hará muy féliz haber podido ayudar a otros niños.


Aqui teneis el vínculo


Un Elefante enloquecido en la tienda de recuerdos del Zoo


http://elheroeconunagujerodentro.blogspot.com.es/2016/04/un-elefante-enloquecido-en-la-tienda-de.html